Testimonio Ovodonación | A mi donante anónima: Gracias de corazón

reproduccion asistida personalizada

Hace unas semanas vinieron unos pacientes para hacer un testimonio ovodonación. Acababan de ser padres por Ovodonación. Muy emocionados y profundamente agradecidos nos presentaron a su bebé.

Suele ser un gesto habitual por parte de los pacientes. En Vida Fertility nos encanta, ya que se crea un momento mágico, en el que de alguna forma se cierra el círculo y se estrechan los lazos de la relación que se ha venido creando durante el tratamiento de fertilidad.

En este caso concreto, los pacientes nos entregaron una carta de agradecimiento dirigida a su donante de óvulos.

Testimonio ovodonación: A mi donante anónima

Gracias a tu gesto solidario acabo de ser madre. Han sido 5 años muy duros en los que he recorrido varias clínicas de fertilidad hasta llegar a la que era para mí.

Gracias a que decidiste donar unas células, mi pareja y yo acabamos de ser papás de un bebé precioso. Gracias a tu decisión hoy noto como empiezan a cicatrizar algunas de mis heridas.

No sé si eres completamente consciente de la importancia de tu gesto y de cómo le has podido cambiar la vida a dos desconocidos.

El camino no ha sido fácil:

Navidades en la que nos faltaba algo y Días de la Madre sin nada que celebrar. Años de intentarlo mucho y de pasar por varios tratamientos con mis propios óvulos, siempre negativos.

Entonces aceptamos y decidimos intentar la Ovodonación. En ese momento ya no sabes qué pensar, cuenta volver a ilusionarte. De hecho, intentas no hacerlo por si vuelve a salir mal.

Sé que nunca nos conoceremos en persona, ni que te podré explicar cómo ha sido todo este duro camino hasta conseguir el embrazo y cómo me siento ahora que por fin puedo tener a mi bebé en brazos. Por eso necesito hacerte llegar esta carta, con la esperanza de que algún día la leas y te hagas una mínima idea de lo que has hecho.

Sé que donar no es un camino de rosas, también conozco los pinchazos para la estimulación hormonal, los análisis y las ecografías. Y confío en que con esta carta llegues a pensar lo mucho que ha merecido la pena.

GRACIAS DE CORAZÓN.