Así pueden afectar las ETS a la fertilidad y al embarazo

El número de ETS o enfermedades de transmisión sexual contraídas afecta tanto a la fertilidad como al embarazo de la persona. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de un millón de personas contraen una ETS cada día.

Aunque en la mayoría de los casos es asintomática y puede ser curada, las ETS tienen un impacto directo en la salud sexual y reproductiva de la mujer, así como del niño. Hablamos con el Dr. John Peay para responder a la pregunta, ¿Es posible quedar embarazada después de contraer una enfermedad de transmisión sexual? ¿Las ETS producen infertilidad? Las respuestas requieren ciertas sutilezas.

consulta fertilidad hector

¿Cómo se transmiten las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)?

Las Enfermedades de Transmisión Sexual se propagan comúnmente a través de relaciones sexuales vaginales o anales, así como a través del sexo oral. Es fundamental destacar que las ETS pueden ser transmitidas verticalmente de una madre a su hijo durante el embarazo y en el momento del parto.

estimulación ovárica 300x400

¿Cómo pueden las ETS afectar al embarazo?

Desafortunadamente, muchas ETS se transmiten de la madre al hijo durante el embarazo y el parto. Entre estos ETS se incluyen la clamidia, la gonorrea, la hepatitis B, la infección por VIH y la sífilis, entre otras.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) explican que estas infecciones se han asociado con graves complicaciones del embarazo, como la rotura prematura de las membranas que rodean al bebé en el útero, el parto prematuro, la corioamnionitis, la insuficiencia. ponderal y la endometritis.

¿Cómo afectan las ETS a la fertilidad?

La infertilidad femenina es un importante problema de salud en todo el mundo. La mayoría de los casos se deben a enfermedades de transmisión sexual no tratadas que ascienden a lo largo del tracto reproductivo y son capaces de causar inflamación, lesiones y cicatrices en las trompas de Falopio.

Hablamos con el Dr. John Peay sobre las Enfermedades de Transmisión Sexual más frecuentes y cómo afectan las ETS a la fertilidad.

¿La clamidia afecta a mi fertilidad?

La infección por clamidia es provocada por una bacteria y se puede contraer a través de relaciones sexuales vaginales, anales u orales, mayoritariamente en mujeres.

Además, es relevante destacar que existe la posibilidad de que la infección se transmita de madre a hijo durante el parto.

Si se detecta a tiempo, la clamidia se trata eficazmente con antibióticos. No obstante, si no se trata adecuadamente, la clamidia puede derivar en complicaciones, como la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) y afectar el tracto reproductivo superior.

Esto es especialmente importante en mujeres jóvenes y podría resultar en embarazos ectópicos, inflamación de las trompas de Falopio y, en algunos casos, causar problemas de fertilidad.

¿Cómo afecta la Hepatitis B?

En casos de infección crónica por Hepatitis B en bebés, existe una tasa de aproximadamente el 25% de riesgo de enfermedad hepática crónica, lo que hace que el seguimiento y el tratamiento sean vitales para brindarles a los bebés las mejores posibilidades.

¿Cómo afecta la sífilis para conseguir el embarazo?

La sífilis, si no se trata, puede tener efectos en el embarazo, como partos prematuros. Sin embargo, la atención médica adecuada puede prevenir o tratar estos problemas, ofreciendo un panorama mucho más positivo.

¿Cómo afecta la gonorrea a la fertilidad?

La gonorrea es una de las ETS más comunes y puede afectar tanto a hombres como a mujeres. La bacteria responsable de la gonorrea puede causar infecciones en áreas como los genitales, el recto y la garganta.

En el caso de la gonorrea, puede transmitirse de madre a hijo durante el parto. Hay evidencia de que podría influir en el peso al nacer de los bebés. Esto subraya la importancia de la detección temprana y el tratamiento, ya que las intervenciones médicas pueden marcar una gran diferencia en la salud de la madre y el bebé.

barriga300x400

¿Afecta el Virus del Papiloma a mi fertilidad?

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus de transmisión sexual ampliamente difundido. Hay disponible una vacuna preventiva tanto para mujeres como para hombres.

El VPH generalmente no causa infertilidad por sí solo. No obstante, estudios sugieren que la coinfección con el virus incrementa el riesgo de infertilidad de origen tubárico.

En la mayoría de los casos, el VPH se resuelve por sí solo y no tiene efectos duraderos en la salud. Sin embargo, cuando no desaparece, puede llevar a lesiones precancerosas y, en algunos casos, al cáncer cervical. Se ha observado un mayor riesgo de aborto espontáneo y parto prematuro asociado al VPH, pero estos riesgos varían según el tipo de VPH contraído.

celulas nk

¿Cómo prevenir y detectar las enfermedades de transmisión sexual?

Para protegerse de estas infecciones, el mejor método es el uso de preservativos o condones internos o externos (masculinos o femeninos).

Es fundamental recordar que la atención médica y las intervenciones oportunas desempeñan un papel esencial para proteger tanto a la madre como al bebé. La información y el apoyo médico adecuados pueden ayudar a garantizar un embarazo más saludable y un comienzo de vida positivo para el bebé.

Reproducción asistida tras una ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual)

Para parejas que desean tener un bebé, las ETS pueden ser un obstáculo importante. Estas infecciones pueden dañar las trompas de Falopio y, en casos graves, incluso afectar el útero.

Las trompas de Falopio desempeñan un papel crucial al transportar los óvulos desde los ovarios, y si se bloquean debido a infecciones anteriores, la fecundación se complica, ya que los espermatozoides no pueden encontrar óvulos para formar embriones.

Incluso si las trompas están parcialmente bloqueadas y la fecundación ocurre, el daño puede impedir que el embrión se implante en el útero, lo que puede llevar a un embarazo ectópico, una condición peligrosa que requiere terminar el embarazo. En casos graves, las infecciones pélvicas pueden ocasionar cicatrices en el útero, lo que resulta en el síndrome de Asherman, dificultando la implantación o el desarrollo embrionario.

En estas situaciones, las tecnologías de reproducción asistida, como la Fecundación in Vitro (FIV), suelen ser la mejor opción. Cuando solo una trompa está bloqueada, el embarazo aún es posible. La Inseminación Artificial (IA) también podría ser una alternativa.

Prevenir las ETS es fundamental. Si crees que una ETS u otro problema está obstaculizando tu fertilidad, no dudes en contactarnos. Estamos aquí para ayudarte a identificar y abordar cualquier problema de la mejor manera posible.