Dra. Marta Zermiani - Vida Fertility Madrid

El secreto de la Dra. Marta Zermiani para ayudarte a conseguir el embarazo

El secreto de la Dra. Marta Zermiani para ayudarte a conseguir el embarazo

En Vida Fertility, nos complace presentar a la Dra. Marta Zermiani, una destacada especialista en Ginecología y Obstetricia. Con una amplia formación académica y experiencia en el campo de la reproducción asistida, la Dra. Zermiani es una profesional altamente capacitada para ayudarte en tu camino hacia la maternidad y/o paternidad.

La Dra. Zermiani obtuvo su licenciatura en Medicina y Cirugía en la prestigiosa Università degli Studi di Padova en Italia. Posteriormente, completó su especialización en Ginecología y Obstetricia en el Hospital Universitario de Bellvitge, Barcelona. Durante su formación, adquirió conocimientos sólidos en infertilidad, Reproducción Asistida y ecografías ginecológicas y obstétricas, entre otros campos.

equipo Vida fertility Dra Marta Zermiani

Con una trayectoria destacada, la Dra. Zermiani ha combinado su labor asistencial con una importante actividad divulgativa. Ha participado en numerosos congresos nacionales e internacionales, presentando comunicaciones sobre su especialidad, y ha contribuido en publicaciones científicas relacionadas. Además, colabora en la publicación del blog de Vida Fertility.

En la actualidad, la Dra. Zermiani ejerce como especialista en Ginecología y Reproducción Asistida en Vida Fertility Institute de Madrid. Su enfoque profesional y compromiso con el bienestar de sus pacientes la convierten en una elección confiable y segura para aquellos que buscan apoyo en su camino hacia la maternidad o paternidad.

Dra. Zermiani ¿por qué elegiste ser especialista de fertilidad?

Siempre quise ser médico, no sé por qué. Mis padres me dicen que desde muy pequeñita lo tenía claro y la verdad es que me gusta mucho mi trabajo.

La ginecología también siempre me gustó, me fascinaba toda la parte del embarazo y el parto, sobre todo. Mas tarde estudiando y luego haciendo la residencia, me empezó a gustar también la parte de endocrinología.

Al final, la reproducción asistida, vino un poco por mis orígenes, porque cuando acabé la residencia en Barcelona se me abrieron muchísimas posibilidades de trabajo en las clínicas de reproducción asistida por el hecho de ser italiana y de hablar también francés. Y me gustó.

Me gusta el hecho de poder ayudar mis pacientes italianas que venían a hacer tratamientos que en Italia no están permitidos, sentía que tenía aún más sentido lo que había hecho de venirme a vivir y a trabajar aquí a Madrid. Me encanta tener pacientes de todas las nacionalidades.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido de la Reproducción Asistida?

Me parece muy lejano ese momento: el momento en que pasas de la teoría a la práctica con los pacientes es muy fuerte. Tienes que aprender a ser médico de verdad y a relacionarte con los pacientes, a empatizar y al mismo tiempo no cargarte con sus problemas porque ves problemas de salud todo el día.

La relación con los pacientes es algo que va cambiando contigo, yo no soy la misma que era hace 15 años cuando empecé la residencia, o hace 10 o 5 años. Vas madurando y creciendo y cambiando y cambian también las relaciones con ellos. Tengo cada vez menos miedo de ser yo misma y de acortar esa distancia médico-paciente que tiene que haber para que un tratamiento de fertilidad funcione, ese es mi secreto.

Medicina Regenerativa

¿Qué les puedes aconsejar a unos pacientes que llegan por primera vez a una clínica de reproducción?

¡Que lo lograrán, de una forma o de otra! Y es verdad eh…la mayoría lo logra.

Me sorprende siempre lo irracional que es la búsqueda de embarazo para las mujeres, lo visceral que es. Como es algo que no pueden dejar a un lado ni un momento. Tras la búsqueda de mis embarazos y el nacimiento de mis hijos lo entendí aún mejor y me alegro de poder ayudarlas no solo en la parte puramente médica sino también en la parte emocional.

Hay una carga emocional muy importante que muchas veces es difícil de gestionar. Creo que la empatía es una parte muy importante de mi trabajo, sobre todo, para las pacientes extranjeras que tienen que ir a otro país para poder hacer estos tratamientos.

¿Cuál es para ti el momento más especial que vives junto a tus pacientes?

Hay muchos, cada etapa es especial, la punción, el transfer, la beta, el post-beta con las ecos de embarazo. Pero mi preferido es cuando veo a los niños, porque pasan por la clínica a presentármelos o me envían fotos y me cuentan cómo ha ido el parto o cómo van los primeros días.

Allí es cuando veo la familia que he ayudado a crear y pienso cómo eran y como son. Tengo pacientes que me envían fotos de los niños hasta mucho tiempo después del nacimiento y es algo que me hace mucha ilusión.

¿Qué novedades están por venir en Rep. Asistida?

¡Espero que muchas! La genética es el sector en gran expansión. Ahora el futuro serán las técnicas de diagnóstico embrionario pre-implantación no invasivas, para que no haya que biopsiar el embrión para confirmar que sea sano. También el estudio del endometrio parece que está avanzando mucho, para poder entender qué pasa durante la fase de la implantación embrionaria que hasta ahora ha sido complicada de estudiar porque es muy difícil entrar allí dentro en ese momento.

Dra. Marta Zermiani - Vida Fertility Madrid

¿En qué se diferencia VIDA de otras clínicas?

En la cercanía. Yo en mi recorrido he pasado de clínicas grandes a clínicas cada vez más pequeñas porque creo que, si se mantiene la calidad y la experiencia (y en Vida se mantienen ambas) lo más importante es que los pacientes se sientan acompañados y seguros. Esto pasa solamente si los conoces bien y puedes dedicarles tiempo.

 

En Vida Fertility, estamos encantados de contar con la experiencia y conocimientos de la Dra. Marta Zermiani en nuestro equipo médico. Su dedicación y pasión por su trabajo la convierten en una aliada indispensable en el proceso de formar una familia. No dudes en ponerte en contacto con nosotros y comenzar tu camino hacia el éxito reproductivo de la mano de la Dra. Zermiani.