Afrontando la Betaespera: Síntomas, consejos y qué NO hacer

betaespera - cuando se produce el embarazo

En este artículo, hablamos con el Dr. John Peay sobre los síntomas que puedes experimentar durante la betaespera. Ofreceremos consejos para sobrellevar este tiempo de manera más efectiva y te proporcionaremos información valiosa para hacer frente a los resultados de la prueba de embarazo.

Qué es la betaespera

La betaespera, ese período de aproximadamente 15 días desde la transferencia de embriones en una fecundación in vitro (FIV) u ovodonación hasta la prueba de embarazo, es un momento de intensas emociones para los futuros padres.

Por un lado, experimentan emociones de euforia, esperanza y felicidad ante la posibilidad de la llegada de un nuevo miembro a la familia. Por otro lado, también enfrentan el estrés, la ansiedad y los nervios al temer un resultado negativo en la prueba de embarazo.

Este período recibe el nombre de betaespera debido a que la prueba de embarazo analiza la hormona beta-hCG. Esta hormona, liberada por el embrión después de su implantación en el útero materno, es fundamental para el desarrollo del embarazo.

¿Cuánto tiempo es necesario esperar para hacer una prueba de embarazo

Cuando se realiza la transferencia embrionaria en el día 5, en el estadio de blastocisto, la prueba de embarazo (que implica la medición de la hormona b-HCG en sangre) está programada para 10-12 días después de la transferencia. Este período se conoce como la fase lútea, que abarca desde la transferencia hasta la realización de la prueba de embarazo.

Por ello, para obtener resultados precisos en la prueba de embarazo, es recomendable esperar al menos 15 días, evitando falsos positivos o negativos debido a niveles hormonales insuficientes.

¿Cuándo empiezan los síntomas en la betaespera? ¿Qué se siente?

Durante la betaespera, es importante comprender que los síntomas que experimenta la mujer no indican necesariamente un embarazo exitoso, ya que el embrión aún no se ha implantado. Los síntomas pueden relacionarse con los efectos secundarios de la estimulación ovárica y el uso continuado de progesterona durante este período.

Los síntomas que pueden manifestarse durante la betaespera incluyen dolor lumbar similar al cólico menstrual, sensación de pinchazos en los ovarios, manchado leve o sangrado, urgencia frecuente de orinar, flujo vaginal transparente o amarillo, hinchazón abdominal, dolores de cabeza, aumento de tamaño de los senos, jaquecas, náuseas, cambios en el estado de ánimo, cansancio, estreñimiento, insomnio y otros.

Es importante destacar que estos síntomas pueden presentarse tanto si el resultado de la prueba de embarazo es positivo como negativo, e incluso algunas mujeres pueden no experimentar síntomas en absoluto.

Niveles de la Beta-hCG

Los niveles de la hormona beta-hCG experimentan un aumento progresivo desde el inicio de la gestación hasta el primer trimestre del embarazo, para luego iniciar su disminución gradual.

Como referencia general, si realizas la prueba de análisis de sangre en el día 14, un valor menor de 5 mIU/mL se considera negativo, mientras que un valor superior a 5 mIU/mL se interpreta como positivo.

En caso de obtener un resultado inferior a 100 mIU/mL, puede ser recomendable repetir la prueba en 2-3 días para confirmar la progresión del embarazo. Si durante este periodo los niveles de beta-hCG se duplican, esto indica un desarrollo favorable del embarazo; en caso contrario, podría tratarse de una gestación bioquímica.

Es importante recordar que los niveles de la hormona beta-hCG pueden variar significativamente entre las mujeres. Incluso si los niveles son inicialmente bajos, el embarazo puede evolucionar normalmente, siempre y cuando haya un aumento adecuado en estos valores.

Consejos para sobrellevar la Betaespera

Esta etapa puede ser un período emocionalmente desafiante para los futuros padres. Aquí hay algunos consejos para afrontar la betaespera de manera más efectiva:

  • Mantener una vida normal: Continuar con las rutinas diarias y ocuparse con el trabajo y actividades de ocio para mantener la mente ocupada.
  • Prepararse para un resultado negativo: No todos los intentos de concepción tienen éxito en el primer ciclo. Mantén una actitud positiva y prepárate para futuros intentos.
  • Reducir el estrés: Practicar técnicas de relajación y respiración puede ayudar a aliviar la ansiedad y el estrés.
  • Apoyo mutuo en la pareja: Comprender las emociones y sentimientos de tu pareja es esencial.
  • Apoyo psicológico: Si sientes que necesitas ayuda para sobrellevar la angustia y la ansiedad, considera la posibilidad de buscar apoyo de profesionales en salud mental.

Pide cita




Acepto la política de privacidad*
Quiero suscribirme a la Newsletter de Vida

Te puede interesar

En Instagram

Testimonios