Teratozoospermia: todo sobre la morfología de los espermatozoides

Teratozoospermia

La teratozoospermia, también conocida como teratospermia, es una condición que se caracteriza por la morfología anormal del esperma. Hablamos con el Dr. John Peay sobre cómo afecta la concepción masculina y las opciones de tratamiento para mejorar la fertilidad.

¿Qué es la Teratozoospermia?

Esto significa que una cantidad significativa de espermatozoides de una persona presentan un tamaño, forma o estructura incorrectos. Las anomalías pueden incluir defectos en la cabeza, la pieza media o la cola del esperma.

Teratozoospermia

¿Qué implica la teratozoospermia?

Definida por una forma y estructura espermática anormal, la teratozoospermia es una afección de fertilidad donde hay un incremento de espermatozoides con formas atípicas en el semen.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la morfología normal del esperma varía entre el 4% y el 14% del recuento total de espermatozoides de un hombre.

Generalmente, esta condición se caracteriza por defectos en la cabeza, pieza media o cola del esperma. Aunque reduce la probabilidad de concepción, no la imposibilita completamente; estudios indican que alrededor de un tercio de las personas con morfología cero aún pueden concebir de forma natural.

esperma

¿Cómo se diagnostica?

La teratozoospermia se diagnostica mediante un seminograma (análisis del semen).

Los embriólogos especialistas en andrología realizan lavado seminal para valorar el porcentaje de espermatozoides sanos y así sugerir la técnica de reproducción más indicada para los pacientes.

Teratozoospermia y la Fertilidad Masculina

Los pacientes con teratozoospermia pueden experimentar una disminución en la fertilidad, ya que los espermatozoides con formas anormales tienen menos probabilidades de fertilizar el óvulo.

Un esperma sano generalmente tiene una cabeza ovalada, debe tener un cuello recto y una cola. Además, no deben existir gotas de fluido en la cabeza. En la teratozoospermia, sin embargo, al menos una de estas características no se cumple.

¿Se puede conseguir el embarazo con teratozoospermia?

En consulta, vemos que pacientes con esta condición aún pueden lograr la concepción naturalmente si otros factores espermáticos son normales, incluyendo la motilidad y la cantidad de espermatozoides.

Técnicas y tratamientos para conseguir el embarazo con ayuda de la Reproducción Asistida

Según el Dr. Peay, en casos de teratozoospermia, donde la morfología de los espermatozoides es anormal, se pueden recomendar varias técnicas y tratamientos de fertilidad:

  • Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI): Esta técnica es una variante de la Fecundación In Vitro (FIV) y se utiliza comúnmente en casos de teratozoospermia. Consiste en inyectar directamente un espermatozoide seleccionado en un óvulo. ICSI es útil porque se selecciona un espermatozoide de apariencia normal para la fertilización, evitando las limitaciones de la morfología anormal.
  • Fecundación In Vitro (FIV): Aunque la FIV en sí no resuelve el problema de la morfología espermática, se puede combinar con ICSI para aumentar las posibilidades de éxito.
  • Selección Espermática Avanzada: Técnicas como la selección espermática por microfluídica o la fragmentación del ADN espermático pueden ayudar a seleccionar espermatozoides con mejor morfología y menor daño en el ADN para usar en la FIV o ICSI.
  • Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP): En casos de teratozoospermia severa, el DGP puede ser recomendado para examinar los embriones por anormalidades genéticas antes de su implantación.

Cada caso de teratozoospermia es único, y el plan de tratamiento más adecuado dependerá de varios factores, incluyendo la gravedad de la afección y la salud general de la pareja. Por lo tanto, es importante una evaluación detallada por parte de un especialista en fertilidad para determinar la mejor estrategia de tratamiento.

Causas de la Teratozoospermia

La teratozoospermia está asociada a factores genéticos, enfermedades crónicas, consumo de alcohol y drogas, y obesidad.

Podríamos resumirlos en:

  1. Factores genéticos: Anomalías cromosómicas o genéticas pueden causar defectos en la morfología espermática. Esto puede incluir anomalías en los cromosomas sexuales (por ejemplo, síndrome de Klinefelter) o mutaciones genéticas específicas que afectan la producción de espermatozoides.
  2. Lesiones testiculares: Lesiones en los testículos debido a traumatismos, infecciones (epididimitis o ITS), cirugías previas, radioterapia o quimioterapia pueden afectar la producción de espermatozoides y dar lugar a formas anormales.
  3. Exposición a toxinas: La exposición a toxinas ambientales como productos químicos industriales, metales pesados, pesticidas, y fumar cigarrillos puede afectar la producción y calidad de los espermatozoides.
  4. Factores hormonales: Desequilibrios hormonales, como niveles anormales de testosterona u otras hormonas reproductivas.
  5. Calor excesivo: El calor excesivo en los testículos, ya sea debido a ropa ajustada, baños calientes frecuentes, o el uso prolongado de ordenadores sobre el regazo, puede afectar negativamente la producción y la morfología de los espermatozoides.
  6. Estilo de vida y factores nutricionales: Factores como la obesidad, una dieta deficiente en nutrientes esenciales, el consumo excesivo de alcohol, el estrés crónico y el tabaquismo pueden contribuir a la teratozoospermia.

06 Feb: Cómo seleccionar el mejor espermatozoide en un tratamiento de fertilidad: técnicas y cómo se hace

Hablamos con el Dr. Álvaro Martínez sobre la importancia de seleccionar al mejor espermatozoide y las técnicas que usa para hacerlo posible.

16 Nov: ¿Cómo aumenta Sperm Slow las posibilidades de éxito en la Selección Espermática?

Te contamos el uso, beneficio y probabilidad de embarazo con Sperm Slow, un avance en selección espermática para reproducción asistida.

16 Nov: Fertile Chip: Optimizando el Éxito en Tratamientos de Reproducción Asistida

El Fertile Chip es un innovador dispositivo que facilita la elección de espermatozoides con mayor movilidad y una reducida fragmentación en la cadena de ADN.